El sector agrario de Lebrija reclama mayor dotación de agua para el Sector B-XII

Las principales entidades agrarias del Sector B-XII del Bajo Guadalquivir se han unido para realizar una nueva petición a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, solicitando una mayor dotación de agua para los cultivos de regadío. Así, en los últimos días ha tenido lugar un encuentro en el Ayuntamiento de Lebrija donde ha estado representada Las Marismas de Lebrija SCA mediante la figura de nuestro presidente, Juan Sánchez Vargas. En el encuentro también estuvieron presentes el alcalde de Lebrija, Pepe Barroso, y miembros de las direcciones de la Comunidad de Regantes, Cooperativa La Campiña y COAG Sevilla.

La unión del sector agrícola de Lebrija ha quedado plasmada en un documento entregado a la Confederación, manifestando la situación límite en la que se encuentra nuestro campo. Los cultivos ya existentes se resienten ante la falta de agua, existiendo un estrés tanto para las propias plantas como una incertidumbre constante en el día a día para los agricultores y agricultoras.

Por una dotación justa de agua para el Sector B-XII

Cultivos como el tomate o el algodón, los cuales se encuentran en un periodo determinante para su devenir, son dos de los pilares del Sector B-XII, cuya consecución y resultados permiten generar riqueza y empleo para la zona. Los agricultores, ante la escasez de agua, se encuentran en la tesitura de tener que decantarse por el desarrollo de uno u otro, por lo que sus pérdidas se convierten en un problema social con consecuencias directas para negocios agroalimentarios y PYMES.

Salvar los cultivos de las presentes campañas permitirá reducir las pérdidas y no dilapidar las cosechas de dos ejercicios, como así está ocurriendo, poniendo en juego la viabilidad futura de cientos de agricultores y empresas agroindustriales del Sector B-XII. El grave problema puede encontrar una solución justa con una corrección en el recorte sobre la dotación inicial que permitiese llevar a término los cultivos existentes, concretándose en una subida hasta al menos 7 hectómetros cúbicos, cifra que se ha concretado tras la realización de un estudio.

Perder los cultivos actuales es poner en juego la viabilidad futura

El Sector B-XII del Bajo Guadalquivir es una de las zonas de toda Andalucía más afectadas por la falta de agua y el recorte de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, al tratarse de la más productiva de la región. Los esfuerzos realizados y los recursos destinados por entidades como Las Marismas de Lebrija SCA y nuestros agricultores en las últimas décadas nos han permitido convertirnos en una zona de referencia, que ha apostado por el crecimiento y la diversificación de cultivos que generen un valor añadido con sello propio. Y ese es un hecho que, a día de hoy, se está dejando de lado por parte de la CHG, que desestima el carácter emprendedor y competitivo que desde esta zona se ha aportado a la industria agroalimentaria andaluza mediante inversiones en economía circular y el afianzamiento de una agricultura de calidad.

Sin agua, no existe ni viabilidad ni futuro. Por ello, el Sector B-XII quiere mostrar su unión y esperanza por encontrar una solución real, sin medidas de cara a ninguna galería, que permita salir adelante a nuestros agricultores y agricultoras, agradeciendo al alcalde de Lebrija su disposición para ponerse al frente de unas demandas que requieren de respuestas y soluciones urgentes.

Reunión del alcalde de Lebrija y cooperativa Las Marismas en el Ayuntamiento con diversos agentes del sector agrario del Sector B-XII.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nombre *