Las Delegadas Territoriales de Empleo y Turismo muestran su apoyo a Las Marismas de Lebrija ante la situación ocasionada por los derechos de emisiones

Visita de Delegadas Territoriales para solucionar situación derechos de emisión CO2 de Las Marismas de Lebrija SCA

Las Marismas de Lebrija SCA ha recibido la visita de la Delegada Territorial de Empleo e Industria y la Delegada Territorial de Turismo en Sevilla de la Junta de Andalucía, María del Mar Llull y Rosa Sánchez, respectivamente, quienes han estado acompañadas por María Dolores Bernal, Concejala del Ayuntamiento de Lebrija, así como del Alcalde de Lebrija, Pepe Barroso, y el Delegado de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Lebrija, Alberto Pérez. La comitiva fue recibida por el presidente de nuestra cooperativa, Juan Sánchez Vargas, junto a miembros de la dirección, en una reunión de trabajo que versó principalmente sobre la delicada situación que atraviesa nuestra entidad a causa de la entrega de derechos de emisión de CO2.

Así, desde Las Marismas de Lebrija SCA se expusieron los agravios económicos y sociales que supondrá la entrega de derechos de emisión antes del próximo 30 de abril por una cantidad superior a 400 000 euros; una entrega catalogada de “injusta” por el presidente de nuestra cooperativa. Del mismo modo, se ilustró cómo y por qué la empresa agroindustrial debería quedar exenta de las medidas que marca el Régimen de Comercio de Derechos de Emisión, ya que, como figura en la normativa vigente, desde la fábrica de tomate de Las Marismas de Lebrija se emiten menos de 25 000 toneladas de CO2 (9 518 fueron concretamente en 2020). Esta es una de las condiciones para ser considerada como un bajo emisor y, por tanto, no contar con aplicación de la ley.

La actividad de nuestra fábrica de tomate, sumidero de CO2

La potencia instalada (superior a 35 MWt) provoca que nuestra empresa quede incluida en esta normativa, defendiéndose que se estudie y analice particularmente la situación concreta que supone la actividad de una fábrica de tomate como la nuestra, con un funcionamiento aproximado de 2 meses al año; unas emisiones consideras bajas; y la capacidad de sumidero de CO2 merced a la absorción de las plantas de tomate que crecen en las explotaciones agrarias de nuestros agricultores con destino a la fábrica de tomate, cuya plantación no tendría lugar si no fuese por esta actividad.

Tras la reunión de trabajo mantenida, la Delegada Territorial de Empleo, María del Mar Llull,  pudo comprobar la preocupación existente ante esta situación por las consecuencias sobre el empleo que puede conllevar el desembolso de tan desproporcionadas cantidades. De esta forma, Llull mostró su compromiso para “mediar y buscar una solución que sea beneficiosa para esta cooperativa”.

Predisposición y compromiso para encontrar una solución a la entrega de derechos de emisión

Por su parte, la Delegada Territorial de Turismo, Rosa Hernádez, quiso destacar la capacidad de creación y estabilización de empleo de la cooperativa Las Marismas de Lebrija. Hernández se instó a contactar con las administraciones europeas para buscar una solución ante la situación provocada por los derechos de emisión. Todas las informaciones serán trasladadas al Vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, para que se pueda solucionar tan preocupante situación, según aseguró la Delegada Territorial.

Igualmente, el Alcalde de Lebrija, Pepe Barroso, apoyó a Las Marismas de Lebrija en los esfuerzos que están realizando en las últimas fechas para encontrar una salida viable que impida, entre otras cuestiones, el desprendimiento del empleo en la localidad y la comarca, ofreciéndose para solicitar “un aplazamiento o un cambio de normativa para la empresa más importante de nuestra localidad”.

Enrique Moreno, parlamentario andaluz, también muestra su apoyo a nuestra cooperativa

El diputado del Grupo Parlamentario Ciudadanos en el Parlamento de Andalucía y portavoz de la Comisión de Agricultura también visitó Las Marismas de Lebrija. Moreno pudo conocer de primera mano la situación que se está viviendo en estas fechas, reuniéndose con el presidente y la dirección de la entidad para trabajar sobre ello.

Ante las advertencias del presidente, Juan Sánchez, de que “está en juego el buque insignia y motor económico del Bajo Guadalquivir”, Moreno consideró “muy injusta la situación que se está dando”, destacando la capacidad de sumidero de la actividad de la cooperativa respecto a la producción de concentrado de tomate. Por ello, el diputado aseguró que buscará “encontrar una solución sin que cueste puestos de trabajos, ya que es injusto que una empresa que produce en torno a 10 000 toneladas de CO2 tenga las mismas obligaciones que una que produzca por encima de 25 000, cuando existe una normativa que indica que está exentas todas aquellas que producen por encima de estas 25 000”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nombre *